• Bufete Castro Muñoz

LA REDUCCIÓN DE LOS IMPUESTOS AUTONÓMICOS CEDIDOS



En un número extraordinario del BOJA de 11 de abril de 2019, se ha publicado el Decreto Ley 1/2019, de 9 de abril, que modifica la normativa autonómica en materia de tributos cedidos.


Así, se reduce la escala autonómica del IRPF, que se llevará a cabo, de forma progresiva, a lo largo de los ejercicios 2019 a 2022, siendo plenamente efectiva a partir de 2023.


Las rentas más bajas (hasta 12.450 €) sólo verán minorado su tipo en ese periodo en un 0,25%, mientras que las rentas superiores a 120.000 €, lo harán en un 1, 8%.


También se reduce la tributación en el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales Onerosas (tipo del 3,5% para adquisiciones de vivienda habitual por familias numerosas, siempre que el valor de la misma no supere los 180.000 €, igualándose así a los tipos actuales para jóvenes y personas con discapacidad) y en en la modalidad de Actos Jurídicos Documentados (tipo del 0,1% en los mismos supuestos que el caso anterior) y se deroga el tipo de gravamen incrementado del 2% aplicable a las escrituras que formalicen trasmisiones de inmuebles en las que se renuncia a la exención del IVA.


La medida estrella es la bonificación del 99% de la cuota del ISD, en adquisiciones mortis causa e intervivos, pero sólo en los casos en los que los adquirentes sean descendientes, adoptados, cónyuges, ascendientes y adoptantes, y siempre que se formalice en documento público la donación. En caso de que el objeto de la transmisión fuere metálico, depósitos en cuentas corrientes o de ahorro, y otras cuentas financieras, se ha de justificar en la escritura, el origen de dichos fondos.


Igualmente, se mantienen las reducciones autonómicas sobre el impuesto actualmente vigentes, en concreto la reducción de 1.000.000 de euros sobre la base imponible, con la finalidad de no perjudicar a las adquisiciones por herencias de hasta dicho importe, ya que de otro modo tendrían que pasar de no tributar a hacerlo por el 1%.


Es importante no olvidar que, a pesar de lo manifestado por nuestra clase política, no se elimina totalmente, la tributación por el ISD (por ejemplo, no se aplica la bonificación a transmisiones entre colaterales), y que las mismas pueden tener una importante incidencia en el IRPF.


Quizás sea el momento de plantearnos la posibilidad de realizar operaciones de transmisión intervivos del patrimonio familiar, pero sin olvidar el posible coste fiscal en el IRPF, o en otros tributos, como pudiera ser el Imp. Plusvalía Municipal.


Como siempre en el ámbito tributario, antes de tomar una precipitada decisión, es conveniente analizar el coste fiscal global de la misma.

21 vistas

©2019 by Bufete Castro Muñoz.