• Bufete Castro Muñoz

MEDIDAS TRIBUTARIAS FRENTE A LA CRISIS DEL COVID-19

En el Blog de esta semana analizaremos las medidas aprobadas por el Gobierno en materia fiscal para apoyar a las PYMES en la crisis a la que nos enfrentamos con motivo de la rápida propagación del CORONAVIRUS o, también conocido como, COVID-19.



MEDIDAS EN MATERIA TRIBUTARIA:

IMPUESTOS ESTATALES



1.- APLAZAMIENTO DE DEUDAS TRIBUTARIAS PARA PYMES.


El BOE del día 13 de marzo, contiene el Real Decreto-ley 7/2020, de 12 de marzo, por el que se adoptan medidas urgentes para responder al impacto económico del COVID-19 (en delante, RDL7/2020). Son sabidas las importantes consecuencias negativas para las empresas provocadas por la expansión del COVID-19. Por ello, el RDL 7/2020 introduce, entre otras, medidas de refuerzo del sistema de salud pública, de apoyo al sector turístico y de financiación de las pequeñas y medianas empresas y autónomos. Entre esas medidas, las llamadas “de apoyo financiero transitorio” se refieren a pequeñas y medianas empresas, para las que se propone una flexibilización en materia de aplazamientos tributarios, concediéndose “durante seis meses esta facilidad de pago de impuestos a PYMES y autónomos, previa solicitud, en unos términos equivalentes a una carencia de tres meses”. Se trata de evitarles posibles tensiones de tesorería, dice la exposición de motivos del RDL7/2020.


El artículo 14 del RDL 7/2020 (“Aplazamiento de deudas tributarias”) prevé facilidades para el aplazamiento de deudas tributarias en los términos que se comentan a continuación:


  • La medida está dirigida únicamente a personas físicas o entidades con volumen de operaciones de hasta 6.010.121,04 euros en el año 2019. Por tanto, se excluyen las grandes empresas.

  • Aplazamiento correspondiente a todas aquellas declaraciones-liquidaciones y autoliquidaciones cuyo plazo de presentación e ingreso finalice desde 13.03.2020 y hasta 30.05.2020, ambos inclusive. Recordemos que entre esas dos fechas vencen plazos de presentación de declaraciones tributarias relevantes, como las de IVA, retenciones e ingresos a cuenta, o del primer pago fraccionado del Impuesto sobre Sociedades, finalizando esos plazos el 20 de abril próximo. Con carácter excepcional, la medida alcanza asimismo a ciertas deudas tributarias normalmente inaplazables, concretamente las de retenciones e ingresos a cuenta, de tributos repercutidos (como el IVA o el IGIC canario) y de pagos fraccionados. La medida alcanza sólo a obligaciones tributarias referidas al Estado, y por tanto no a otras como las del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones o el Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (plusvalía municipal).

  • De la redacción del RDL 7/2020 resulta que la concesión del aplazamiento es automática y sin garantía. Sin embargo, esa facilidad se explica porque, de manera sorprendente si se considera la finalidad del RDL7/2020, se exige que las solicitudes presentadas reúnan los requisitos para la concesión de aplazamientos con dispensa total o parcial de garantías a los que se refiere el artículo 82.2.a) de la Ley 58/2003, General Tributaria. Si se revisa dicha disposición, las deudas tributarias han de ser de cuantía inferior a 30.000 euros -importe fijado en la Orden HAP/2178/2015, de 9 de octubre-. Esta restricción delimita extraordinariamente el perímetro de deudas para las que pueda aprovecharse la nueva disposición.

  • El plazo será de seis meses.

  • No se devengarán intereses de demora durante los primeros tres meses del aplazamiento. Recordemos que el tipo de interés anual de demora es del 3,75%.


La AEAT ha publicado en su página web los pasos a seguir para solicitar un aplazamiento:

https://www.agenciatributaria.es/static_files/AEAT/Contenidos_Comunes/La_Agencia_Tributaria/Le_Interesa/2020/Instrucciones_Aplazamiento.pdf


CONVIENE DESTACAR QUE QUEDAN VIGENTES LOS PLAZOS ESTABLECIDOS PARA PRESENTAR DECLARACIONES O AUTOLIQUIDACIONES MENSUALES O TRIMESTRALES. SE PODRÁ SOLICITAR EL APLAZAMIENTO DE LAS CUOTAS RESULTANTES A PAGAR (SIEMPRE QUE CUMPLAN LOS REQUISITOS) PERO NO EXIME DE LA OBLIGACIÓN DE PRESENTACIÓN DE LA DECLARACIONES CORRESPONDIENTES.


2.- SUSPENSIÓN DE LOS PLAZOS ADMINISTRATIVOS


El Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo (BOE nº 67) por el que se declara el estado de alarma, establece en su Disposición Adicional Tercera, la suspensión de los plazos administrativos, en el sentido de que se interrumpen los mismos para la tramitación de los procedimientos administrativos, reanudándose en el momento en que pierda vigencia el citado real decreto o sus prórrogas. Por tanto, quedan suspendidos todos los plazos para atender requerimientos, comunicaciones, y cualquier tipo de actuación administrativa.



IMPUESTOS CEDIDOS A LAS CCAA


Se ha anunciado por parte del Presidente de la Junta de Andalucía que se dará tres meses de moratoria para liquidar impuestos como el de Transmisiones, Patrimonio o Actos Jurídicos Documentados.



IMPUESTOS LOCALES (SEVILLA)


El Alcalde ha anunciado que el área de Hacienda y la Gerencia de Urbanismo está realizando un análisis de las distintas posibilidades de aplazamientos o exenciones aplicables dentro de las competencias municipales y de las limitaciones legales en las ordenanzas fiscales. Se están evaluando cuestiones como tasas de basura o licencias de ocupación de la vía pública a establecimientos afectados por el Decreto de Alarma y por las recomendaciones sanitarias o aplazamientos en determinados pagos que puedan aliviar los graves problemas económicos de la crisis



CONCLUSIONES


La medida tributaria facilitadora de los aplazamientos prevista en el RDL 7/2020 debe ser bienvenida, pero sorprende por su manifiesta insuficiencia y su perfil sólo cosmético, y por tanto, por su falta de miras ante la situación económica provocada por el COVID-19.

A pesar de que algunos conceptos tributarios pasan a ser aplazables y de que hay una cierta tolerancia en el cálculo de los intereses de demora, no tiene sentido restringir la ventaja a sólo las deudas tributarias inferiores a 30.000 euros. Tampoco se prevén especiales ventajas para los aplazamientos en los sectores económicos más afectados por la crisis, singularmente el turístico. Además, las Grandes Empresas no podrán acogerse a estas medidas, lo cual es incomprensible ya que muchas de éstas se verán muy afectadas también por esta crisis. Pensemos en grandes cadenas de hoteles que tendrán pérdidas millonarias y no podrán verse beneficiadas por estas medidas en materia de aplazamientos de deudas tributarias.

Veremos cómo avanzan estos días y si introducirán nuevas medidas.



Para cualquier duda o consulta que puedan tener en relación a este tema pueden contactar con nosotros llamando al 954.23.30.75 o escribiendo a administracion1@bufetecastromunoz.es.

122 vistas

©2019 by Bufete Castro Muñoz.